Emprendedores

Editorial Revista Emprendedores Bolivia ED4

Es momento de prepararnos y ser inteligentes para encarar lo que se nos viene, debemos desafiar el “statu quo” y ser propositivos con alternativas que reflejen el verdadero interés de ser mejores en todo sentido. Lo que se escucha de mucha gente es: ¿Cuándo volveremos a la normalidad?

Lo cierto es que no podemos esperar volver a la normalidad y pensar en hacer lo mismo después de la cuarentena. Es necesario entender que la contingencia por la que estamos pasando, debe ser un aprendizaje donde los alumnos somos todos los ciudadanos de este planeta. La pregunta que debemos respondernos debería ser: ¿Qué haremos diferente para no repetir nuestras rutinas y hábitos de vida, donde todos los seres humanos entendamos que solo depende de nosotros?

El reto es asumir que, a partir de ahora, debemos buscar una mejor calidad de vida tal como muchos científicos indican: Habrá que aprender a vivir en un mundo bajo en carbono, con menor consumo de petróleo y de recursos no renovables, asumiendo como sociedad una mayor responsabilidad ante este nuevo reto de sostenibilidad.

Para estar preparados, los recursos humanos son de vital importancia. Se debe propiciar nuevos líderes y asumir que los actuales tienen una gran responsabilidad, como la de dirigir de una mejor manera el aprendizaje y acciones “post pandemia”. No podemos darnos el lujo de tener líderes que repitan las políticas y gestiones del pasado, ya que se les demandará trabajar con transparencia y honestidad.

PARA ESTAR PREPARADOS, LOS RECURSOS HUMANOS SON DE VITAL IMPORTANCIA

Revista Emprendedores Bolivia

Las organizaciones que estén en pleno proceso de formación y aquellas ya constituidas, deben apostar por la unificación y complementariedad de roles entre todas las estructuras del sector privado. La unión será la mejor respuesta a cualquier crisis institucional, donde emprendedores, empresarios, corporaciones y el Estado en toda su dimensión y nivel, se entiendan y proyecten soluciones “pro activas e innovadoras” a efectos de asumir de manera conjunta, las prioridades básicas y estratégicas — que de un tiempo atrás — no han sido parte de la gestión pública como son la salud, la educación y el acceso al trabajo.

En un tiempo muy cercano, necesitaremos muchísima gente para trabajar en las nuevas ideas y emprendimientos que el sector público – privado generan, como respuesta a la serie de provocaciones que deben nacer del Estado. Ya que somos conscientes que una gran cantidad de gente perderá sus empleos con esta crisis, pero debemos encontrar la manera de formarlos con nuevas habilidades para que vuelvan a encontrar trabajo en diversos sectores que se crearán en respuesta a la crisis del COVID-19.

Es el momento para pensar en lo ideal y desarrollar compromisos conjuntos donde el mercado regulado positivamente por el Estado logre resolver temas estructurales. Y por supuesto, ello no implica que todo sea pensar en márgenes económicos, el “triple impacto” de nuestras acciones harán que los resultados sean más responsables en lo social, respetuosos con el medio ambiente y que todos perciban un ingreso económico, donde cada ciudadano pueda vivir decentemente, sin llegar a los extremos.

Portada: Claudia Hinojosa

Para esta edición, que nuevamente sale de manera digital como lo advertimos en nuestro anterior número, la Revista Emprendedores Bolivia quiere resaltar el esfuerzo que están haciendo los diversos sectores que por la necesidad y por la propia estructura de sus funciones les toca asumir un rol preponderante: Doctores, enfermeras, militares, policías, autoridades municipales y departamentales. A ellos, se suman el personal de las farmacias, hospitales, supermercados y otros centros de apoyo a la población que han trabajado de manera extraordinaria. A todos ellos nuestro mayor respeto y solidaridad.

Es urgente tomar decisiones para ayudar al sector de la salud, especialmente su personal, a los sectores más castigados y a sus trabajadores, e incrementar la inversión pública a fin de acelerar la recuperación de la economía. Sin olvidarnos que de las crisis muchas veces nacen las oportunidades y es ahí donde los emprendedores deben concentrar su esfuerzo y vitalidad, especialmente en el comercio, los servicios y la exportación.

Finalmente, en los últimos 40 días hemos aprendido a digerir entre las buenas y las malas noticias e identificar datos y números con respecto al Covid-19, con estadísticas de esperanza y para otros solo números manipulables a su conveniencia y visión política. Bolivia es más que solo cifras, los más de 11 millones de habitantes que vivimos en un país de 1.099 millones de kilómetros cuadrados, divididos en nueve departamentos y más de 340 municipios podemos decir en más de 37 idiomas: “Primero Bolivia”

FUENTE: https://emprendedores.bo/editorial-revista-emprendedores-bolivia-ed4/